Aceite de Jojoba

El aceite de jojoba es uno de esos ingredientes ‘mágicos’ que sirven para mejorar el aspecto de la cara, del pelo, de las manos e incluso es un remedio para el acné.

El Aceite de jojoba para el cabello:  Dicen que uno de los secretos del pelo sedoso y brillante  se debe al extracto de jojoba que se aplica en el cabello. Este aceite lo puedes usar en el cabello de forma directa.

Es especialmente recomendado para el pelo dañado, seco o sin brillo, para proporcionarle un extra de hidratación de manera natural.

 

Categoría:

Descripción

Aceite de jojoba para la cara:

Una de las principales propiedades del aceite de jojoba es que es muy hidratante, por lo que lo podemos utilizar para distintas zonas de nuestro cuerpo. Lo puedes aplicar en el rostro, para hidratar sin tener esa sensación grasa que a veces pueden producir otro tipo de aceites.

El aceite de jojoba penetra muy bien en la piel, tiene además propiedades antioxidantes y se considera un producto muy valioso para prevenir las arrugas y neutralizar los radicales libres. También se recomienda mucho como remedio para el acné y para tratar pieles grasas y sensibles.

Aceite de jojoba para el acné

Si el acné es uno de tus principales enemigos que nunca acaba de irse del todo de tu cara, es hora de que pruebes con el aceite de jojoba. El extracto que proviene de las semillas del arbusto de jojoba tienen propiedades antisépticas, antiinflamatorias y antimicrobianas, por lo que es perfecto para combatir estas erupciones hormonales de la piel.

Además de limpiar a fondo los poros, al tener componentes antimicrobianos impide que vuelvan a repetirse estas enquistaciones de la piel a la vez que calma y desinflama la piel, eliminando estas molestas rojeces que aparecen en el rostro.

También te ayudará mucho si tienes pequeñas manchas o marcas en la piel, ya que penetra en la dermis y cicatriza hasta disminuir y eliminar visiblemente los roces.

Aceite de jojoba para la piel grasa:

La piel grasa requiere unos cuidados específicos para evitar que acabe formándose acné. Seguir en el día a día una rutina de limpieza e hidratación es básico pero también es necesario saber muy bien qué productos podemos aplicarnos.

Al tener la piel grasa puede parecer raro utilizar un aceite como el de jojoba, pero al contrario que otros aceites como el de coco o el de argán, este es muy suave, se impregna en la piel, la nutre y la calma. Puedes probar a ponerte mascarillas en la cara con este y otros ingredientes para ver como mejora, se ve más limpia, hidratada y bonita.

Puntos de Ventas